diumenge, 9 de desembre de 2012



NADAL I CRISTIANISME

Pessebre 'Playmobil'. Font: Internet
S’acosta Nadal, època en la que resulta interessant preguntar-nos pel paper de la Religió a la nostra vida: té aquesta algun sentit en la nostra vida actual? Sí? No? Quin?

Quan  preguntem a algú si és catòlic, donem per fet que el que li estem preguntant és si creu en uns certs dogmes i si viu d’acord a les regles que marca l’Esglèsia Catòlica. Si algú diu ‘sóc catòlic/a’, normalment se li pregunten coses semblants a: ¿vas sempre a missa? ¿creus en els dogmes? ¿estàs en contra dels preservatius? I si la resposta alguna d’aquestes preguntes no és afirmativa… aleshores es suposa que, bé,  ‘catòlic’, ‘catòlic’,… doncs no ho és, ‘del tot’.

És ben cert que en la nostra societat vivim bastant al marge de la religió. Aquesta ve a ser entesa com un residu del passat, com un conte que s’explicava al poble per dominar-lo. I nosaltres estem dissenyats per la llibertat, per cercar la veritat per nosaltres mateixos, per pensar, per seguir la nostra consciència personal, per decidir. I òbviament, això no encaixa amb la idea d’haver de creure i fer el que ens indica algú altre.  
No deixa de ser sorprenent, en aquest context,  l’admiració que causen algunes persones concretes dins de l’Esglèsia, en particular estava pensant el l’entrevista magnífica que va fer Albert Om en el seu programa El convidat de TV3 a la religiosa Maria Victòria (Viqui) Molins:


(la versió és en català i es poden activar els subtítols només en català: ho sento pels que sé que em llegiu de fora de Catalunya, crec que es pot entendre amb els subtítols, val molt la pena, és una entrevista excel.lent!)

Viqui Molins. Font: Internet
A tots, persones com ella no ens deixen indiferents. Què tenen aquestes persones? D’on surt el seu magnetisme? Persones com ella parlen molt més de vivències que de dogmes i creences, et parlen d’una crida, d’un ‘enamorament’ del missatge de Jesús.  I certament, aquest és un punt en el que tots podem confluir. Quants de nosaltres –creients o no creients- no ens hem meravellat mai davant alguna frase de l’Evangeli? I a les persones com Viqui Molins, aquest enamorament les porta a participar activament en la societat, a seguir la seva vocació. I quants de nosaltres no voldríem realment el mateix? Viure segons el nostre interior, ser radicals a la nostra consciència i la nostra veu interior.

La transmissió de la fe no és la transmissió d’uns dogmes, és la transmissió d’un ideal de vida.  Qui no voldria semblar-se als que viuen segons aquests ideals?

Molts companys de professió m’han preguntat si una persona científica pot seguir sent religiosa.  Martin Luther King ho va expressar molt bé:

La ciència investiga, la religió interpreta. La ciència dóna a l'home el coneixement que és el poder, la religió dóna a l'home la saviesa que és el control. La ciència s'ocupa principalment dels fets, la religió s'ocupa principalment dels valors. Les dues no són rivals. Són complementàries.

Deia Marie Curie que un científic és un nen col.locat davant de fenòmens naturals que l’impressionen com un conte de fades. Sempre he pensat que entre Ciència i Religió no hi ha tantes diferències. Ser religiós no consisteix fonamentalment a seguir unes normes ni en creure uns dogmes, sinó deixar-se impresionar pel misteri de la vida i seguir amb passió la pròpia veu interior, a l’igual que el científic es meravella de la natura i s’apassiona per cercar la veritat.

En aquest temps de Nadal, us convido a reflexionar sobre els valors del Cristianisme. Sobre allò que tots portem a dins, tant si ens considerem creients com si no: la cerca de la veritat, l’interés per les persones, la recerca d’un món més just. No perdem mai aquests valors ni la capacitat de deixar-nos portar per ells!

4 comentaris:

  1. Me gusta ese estar diseñados para la libertad, la verdad, pensar... Del que hablas, y cómo lo dices. Pero también estamos hechos para vivir en sociedad, nos necesitamos unos a otros, hay que organizarse de algún modo, unos quieren dominar y otros se venden por un plato de lentejas (y toco madera). No deja de sorprenderme cómo tantas relaciones al nivel más personal e íntimo entre esposos, amigos, compañeros, padres, hijos, etc. están basadas en conceptos de dominación y poder. Creo que daríamos un gran paso si, al menos, se sustentaran en los principios de una honesta relación comercial.
    He visto parte del vídeo y por etapas, pero me gusta esa mujer, sí. Muestra energía y entusiasmo, y lo contagia. Y ese tipo de entrevistas, pausadas, sin prisa... Están muy bien. He conocido, más o menos bien, a cuatro monjas en mi vida, sólo a cuatro, pero todas se mostraban alegres, trabajadoras, felices, ¡muy vivas! Y muy en este mundo. Sorprendían, daban que pensar. Curas he conocido muchos más, no todos buenas personas, pero la mayoría sí.
    Acepto tu invitación con mucho gusto, y creo, que a pesar de todo lo malo que tanto nos subrayan, la humanidad, a semejanza de un avión en plena carrera de despegue ya pasó el punto de no retorno hacia lo bueno. ¡Ya estamos en el aire! Se mantendrán los valores.
    ¡Saludos y gràcies!

    ResponElimina
  2. Hola Esteban: yo también creo que la humanidad ha llegado a un punto de no retorno hacia lo bueno. Además la crisis ha roto la 'fe' que teníamos todavía muchos en los valores de la sociedad capitalista, y estoy segura de que de valores capitalistas como 'dominación y poder', como comentas, vamos a virar a valores muy diferentes, de cooperación y empatía (¡espero que no de simple relación comercial!). Hablando con gente que conozco (no precisamente religiosa), la entrevista les impactó mucho. ¿Hubiera impactado igual antes de la crisis? Creo que en medio de la crisis, de la corrupción, del desengaño de nuestro sistema, su autenticidad nos impacta mucho más.
    El programa de Albert Om es el único que sigo en la TV, me encantan sus entrevistas. Lamenté mucho no encontrar una versión que llevara subtítulos en castellano, porque no sé si es fácil seguirlo con los subtítulos en catalán. Pero si es posible, vale mucho la pena. Saludos!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Se hace incómodo seguir la entrevista para quienes no parlamos català, pero sólo exige algo más de esfuerzo y merece la pena, sin ninguna duda.
      La breve época de "vacas gordas" previa a la crisis me dejó asombrado y atónito, llegué a tener algunas discusiones bastante fuertes entre compañeros y amigos, parecían estar ciegos, y ellos pensaban lo contrario, claro. Pero no me podía creer cómo tantas personas estaban convencidas de que estábamos en el mejor de los mundos posibles, ¡eran tan escandalosamente evidentes los cimientos de barro con los que se hacía el rascacielos!
      Te puedes imaginar la cara de mis alumnos (ellos sí que eran inocentes, en realidad) cuando en clase de teórica les decía que España era y es un país pobre, con escasos recursos naturales y con una buena parte de su población (hasta no hace tantos años), analfabeta, o casi. Me miraban como si estuviese loco o borracho, pero, explicándoles, la mayoría, más o menos llegaba a entender lo que decía. Los más ciegos y sordos eran los de mi generación. Ahora, desgraciadamente, muchos (mentalmente) están como muertos vivientes, completamente desconcertados, asustados y sin motivación alguna para nada. Es muy triste. Espero y deseo que esa dolencia de espíritu no se haga crónica. Creo que esto es mucho más que una crisis, es un cambio de era. Y para bien.

      Así sea. ¡Saludos!

      Elimina
    2. La verdad es que busqué y busqué si alguien la había subtitulado, sin éxito. Debe ser muy ciertamente muy difícil seguirla, aunque merecía tanto la pena...
      A vueltas del catalán (y ahora me voy por las ramas), nunca entenderé por qué con tantas 'asignaturillas' que dan hoy en la escuela, no se imparte, al menos de manera optativa o durante un mínimo de tiempo, otra sobre 'otra lengua estatal', sería muy integrador y ayudaría mucho a la convivencia, estoy segura. Es una cosa que siempre me he preguntado.
      Retomando el tema de la crisis, yo viví las 'vacas gordas' desde el mundo académico de los matemáticos, lugar de frikis poco dados a intentar hacerse ricos. Siento decirlo tan claramente, pero ¡cuánta razón teníamos al confiar en nuestro trabajo y no dejarnos llevar por esa vorágine!
      Saludos!

      Elimina