dimarts, 27 d’agost de 2013

ELS DEURES DELS RICS

Tots hauríem de tornar a  llegir llibres com l'Eclesiastés
o els Proverbis: la seva sabiduria no entén  d'èpoques ni de llocs.
Diu la Bíblia: El ric comet una injustícia i es sent orgullós; el pobre la pateix i ha de demanar perdó (Eclesiastés, 13:3).

En aquesta crisi aquesta cita m'ha vingut al cap moltes vegades. Una crisi presentada dels dels mitjans com conseqüència del malbaratament comés per les classes mitjanes-baixes, les quals, com culpables, reben el càstig-penitència corresponent, en forma de reducció de sous i de retallades en serveis socials com sanitat i educació (de les que són víctimes especials sectors vulnerables com la infància i la vellesa).

Hi ha qui suposa que amb aquestes mesures s'aconseguirà sortir de la crisi, la qual cosa jo no he entès mai. És difícil sortir de la crisi si no tenim una indústria moderna, competent, amb tecnologia punta, si no tenim independència energètica i financera. Si tot això no canvia, la única competitivitat serà treballar en condicions d'esclavitud, ,a la vegada que els nostres enginyers i científics no tindran indústria i institucions modernes on integrar-se, de manera que hauran de marxar fora. Això, és clar, si les retallades en educació no els han impedit estudiar.

La situació requereix molt més que retallades. Requereix d'altres mesures, com per exemple: que els grans empresaris renunciïn a part dels beneficis per invertir en desenvolupament i modernització de les empreses, a que renuncïin a tenir els diners en paradisos fiscals... Tot això és necessari. Si no, cada vegada tindrem una societat més polaritzada en uns pocs rics molt rics i la resta fortament empobrida.

Tot això són els deures dels rics en aquests moments. Per què encara no he sentit cap polític que apel.li a aquests deures, ni que faci passes per a que això sigui una realitat? Les crides a la responsabilitat, el patriotisme, el deure, la paciència... sempre van dirigides als febles.  I així, com sortirem del pou?

11 comentaris:

  1. Elisa, com sempre has donat en el clau...Afegiria al teu post que a més de que els grans empresaris renunciin a part dels beneficis per invertir en desenvolupament i modernització de les empreses, ho facin també pel mateix en les persones que les integren. Sense persones formades, motivades, compromeses i amb ganes de crèixer personalment i professionalment, els seus beneficis ho acabaran notant...
    Moltes gràcies Elisa!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Con permiso, Blanca. Creo que también das en el clavo con esa apreciación sobre la importancia del "capital humano", si no he entendido mal. Pienso que es el más importante para cualquier empresa, y el que menos se cuida.
      Gràcies, un saludo.

      Elimina
  2. Tens molta raó. Sense aquesta motivació, un pot fer potser feines monòtones...però no es pot esperar creativitat i compromís, que és el que realment dóna resultats de qualitat. Moltes gràcies de nou per enriquir aquest bloc!

    ResponElimina
  3. Hola Elisa:

    Para mí no tiene mayor importancia, pero imagino que para ti tendrá interés: Este artículo lo he descubierto mirando directamente en tu blog, no llegó a mi bandeja de entrada, pero sí llegan los de Xavi, Àlex y Dídac.

    La cita es demoledora y cierta, proviene de un libro imprescindible, como muy bien dices, e insolentemente ignorado hasta por muchos que se confiesan católicos practicantes. Y es perfecta para la situación que vivimos. La famosa frase. "Hemos vivido por encima de nuestras posibilidades", me parece un insulto en toda regla, además de falsa. 1º) Porque es farisea e hipócrita; utilizan el plural pero ellos no se sienten dentro del grupo, están por encima. 2º) Porque es justamente al revés: la vida, nos la han puesto por encima de las posibilidades de la mayoría.

    Apuntas soluciones y creo que das en el clavo y, efectivamente, a ningún político se oye hablar de ninguna de ellas. Los recortes, en servicios básicos, son inadmisibles, innecesarios e ineficaces. Sería suficiente con hacer una gestión responsable de los recursos para lograr un significativo ahorro al tiempo que se logra mejorar el servicio. Hablar de privatizar la sanidad, es un insulto muy grave porque ninguna empresa privada podrá tener ni un euro de beneficio (todo lo contrario), salvo, que el Estado la subvencione, con lo que se gastará mucho más, para obtener un servicio peor. Por otro lado, si la medicina alternativa fuese una opción en la sanidad pública, a medio plazo (como mucho), ahorraría dinero a la convencional. Y lo que sí creo que estabilizaría notablemente nuestra economía, sería corregir (hasta donde sea posible) los innumerables derroches (absolutamente escandalosos) que todas las administraciones públicas han hecho y evitar que se den más.

    Han sido muchos siglos en los que, "lo de a pie", sólo éramos mano de obra barata y carne de cañón. En lo primero ya estamos, y profundizarán más; para lo segundo han descubierto que no hace falta gastar ni una sola bala, hay otras formas de matar y también estamos en ello. Si los emperadores romanos levantasen la cabeza se quedarían asombrados, los actuales han rizado el rizo: se ahorran el pan, basta con el fútbol.

    Ya que lo mencionas, el patriotismo, aprovecho a decirte que nunca me gustó, por lo que dices. Es lo que invocan los poderosos para que los pobres les defiendan cuando para ellos pintan bastos. Ellos, que no reconocen más patria que el poder y el dinero. En mis años mozos conocí una canción argentina que decía, entre otras cosas: "Dicen que la patria es un fusil y una bandera, la patria son mis hermanos que están arando la tierra". Se me quedó grabado. Pero también pienso que si los poderosos están donde están, es porque de algún modo, todos los demás les concedemos esa autoridad. Decía Bertrand Russell que el mendigo no envidia al millonario, sino a otro mendigo que lo sea menos que él. De esto se aprovechan.

    Moltes gràcies por el artículo, me ha gustado mucho, desde el título, expresa un concepto en el que casi nunca se piensa. Y el arranque es fenomenal.

    Bona nit!

    ResponElimina
  4. Hola Esteban:

    Me alegra mucho que te haya gustado este post. De hecho, creo que escribo lo que mucha gente piensa. ¿O no es obvio que muchos países del llamado Tercer Mundo hace tiempo que viven mucho peor que con austeridad, y no por eso salen de la miseria? Sólo hay un camino para prosperar: modernizarse, no permitir desigualdades extremas, tener leyes, estructuras y gobiernos centrados en el bien de toda la comunidad. Esto como bien indicas, es también responsabilidad nuestra. ¿Cómo dar nuestro voto a quien sentimos que no nos representa? El primer paso sería presionar para acabar con este desastre de las listas cerradas, que está en la raíz de buena parte de nuestros problemas. Así cada cual que tenga ideas buenas, que se pueda presentar, en el partido que sea, y lo votaremos directamente. Y se deberá a sus votantes, no a su partido.
    Sobre el otro tema, el del desconocimiento sobre temas bíblicos, tienes mucha razón. Y es una inmensa pena que sea así incluso, como bien indicas, entre católicos practicantes.

    Gracias por enriquecer el blog con tus comentarios. Saludos!

    ResponElimina
  5. Gracias a ti, Elisa.
    Sí, lo de las listas cerradas sólo beneficia a la casta política, a que pacten y se repartan el poder entre ellos totalmente de espaldas a quienes, supuestamente, representan.
    También me resulta odioso, las tantísimas veces, que a los políticos se les llena la boca con la palabra "democracia", prueba, en mi opinión, de que han de repetirla muchas veces para hacernos creer que creen en ella. Y esto resulta evidente, cuando se conoce un poco el funcionamiento interno de partidos y sindicatos, tan lejos de actuar de forma verdaderamente democrática.

    Evidente resulta también, que los países del Tercer Mundo no salen de la miseria porque el primer mundo les roba sus materias primas, sin dudar en utilizar ejércitos y gobiernos títeres absolutamente corruptos que sirvan a sus intereses. Hay que estar ciego para no verlo. Pero, claro, los ciudadanos de ese primer mundo, también percibimos (con más o menos consciencia), que de no ser así, viviríamos de un modo bastante menos cómodo y confortable. Y, quién más quién menos, nos consolamos (no me siento inocente) con pensar que de no ser así, sería al revés. ¡Ay, ay, ay... en qué pantanosos terrenos me meto, Dios mío!

    ¡Saludos!

    ResponElimina
  6. Ai, sí, siempre con la democracia en la boca... pero no en el espíritu.

    Hay que estar ciego para no ver lo del Tercer Mundo, realmente. Y yo creo que si no fuera así viviríamos con menos 'chuminadas', pero sí que podríamos tener lo suficiente y razonable. Y qué maravilla sería que todos viviéramos de manera cooperativa, sin lujos pero también sin desigualdades ni guerras.

    Saludos!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Sería una maravilla, ciertamente. Lleva demasiado tiempo vigente la famosa máxima romana de que "el hombre es un lobo para el hombre"; y con perdón para los lobos, al menos ellos no presumen de tener alma, dioses, raciocinio...
      ¡Saludos!

      Elimina
    2. Bueno, quizás vayamos a un cambio de época. ¡A ver si es así!

      Saludos!

      Elimina
  7. Caldria dir que els polítics i les autoritats (les, dites autoritats)haurien d'aprendre a llegir (enel ple sentit etimològic de la paraula) i a se autoritats, (Auctoritas, del llatí).

    ResponElimina