dimecres, 15 de maig de 2013

ELS MASS MEDIA, LA NOSTRA CONSCIÈNCIA PERSONAL I EL VALOR DE DISCREPAR

Avui tractaré una qüestió espinosa. I de fet és possible que alguns dels que llegiu aquest bloc em trobeu 'carca'. Però a risc que em considereu com a tal ho faré, tal i com em surt de dins.

Tal i com ja vaig exposar en un post anterior, tinc una postura anti-avortament. De fet, crec que siguin quines siguin les creences religioses, i deixant de banda qüestions irresolubles sobre en quin moment comencem a ser 'persones', tots sabem que  un embrió representa l'inici d'una història humana, i que òbviament amb l'avortament interrompem aquesta història.  No crec que es tracti d'un tema banal o d'una simple qüestió religiosa o de fe. Crec, més aviat, que es tracta d'una qüestió humana. Potser sí que hi ha casos extrems-com tot a la vida-, no ho negaré. Però d'aquí a presentar l'avortament com un dret sense connotacions morals, hi ha una gran diferència.


El periodista JD Mullane, que ha
cobert el cas Gosnell per un diari local
Font: Internet
En el com i per què hem evolucionat cap a un estat d'opinió general molt favorable a l'avortament, molt pro-elecció, crec que hi tenen un paper destacat els mitjans de comunicació. Si en les pel.lícules, entrevistes, etc. es presenta aquest com desvinculat de problemes morals, com un dret, un progrés...doncs això anirà calant i configurant l'opinió pública. Un exemple recent de l'actitud dels mitjans en aquest tema el tenim en el seguiment -o absència de seguiment- del cas de Kermit Gosnell, metge de Filadèlfia que ha estat trobat recentment culpable de cometre tota mena d'il.legalitats a la seva clínica avortista, sense que en tots els anys que ha durat aquest horror les autoritats sanitàries hagin detectat ni interromput les seves pràctiques:

http://www.lavanguardia.com/sucesos/20130513/54373477059/culpable-medico-asesino-bebes-abortos.html

Com em va resultar molt sorprenent que hagi pogut passar això durant tants anys sense que les autoritats sanitàries ho detectessin, vaig buscar més informació. La gran sorpresa meva va estar que aquesta notícia apareixia molt poc en els mitjans 'de gran difussió' i només semblava d'interés per mitjans de comunicació , o bé lligats a l'Església Catòlica o bé clarament afins a sectors polítics molt conservadors. Pel que he pogut trobar, l'absència de cobertura d'aquesta notícia ha estat motiu de polèmica als EEUU. Com pot ser que una negligència tan gran per part de les inspeccions sanitàries així hagi passat tan desapercebuda? El periodista J.D. Mullane, que va cobrir la notícia per un diari local, parla d'aquesta manca de cobertura informativa:

http://www.phillyburbs.com/blogs/news_columnists/jd_mullane/what-i-saw-at-the-gosnell-trial/article_c15d6904-cd3c-55b7-970f-f8e510182daf.html

Tot plegat dóna la mida de com la manera en què ens arriba la informació la deforma, en un sentit o un altre, i de la necessitat de tenir un criteri propi, d'acord amb la pròpia consciència i els propis valors. Malgrat que el més còmode sigui adequar-se al pensament del que seria 'el nostre grup social'.

Forjar-se una consciència pròpia i responsable no és fàcil. Requereix reflexió, sinceritat amb un mateix i, de tant en tant, el valor de discrepar. I això últim és difícil i dolorós, doncs ens agrada estar 'arropats' pel nostre entorn social i a ningú li agrada que li diguin 'carca' o que dubtin del seu progressisme.  A mi, personalment, no m'agrada gens, sé que aquest post m'etiquetarà de 'retrògrada'...però després de molts anys, no puc pensar una altra cosa: que hem banalitzat un tema que no és banal, i que cal tornar a donar més valor a cada història humana, per incipient que aquesta sigui.


9 comentaris:

  1. Creo que te quedas corta, Elisa. En un programa de televisión con máxima audiencia, por lo menos, te llamarían fascista. ¡Manda narices!

    Pero tienes razón y eres valiente, sí. Y estoy contigo, el aborto no es una cuestión banal, sino muy seria. He sido testigo de cómo pasó de ser un aberrante crimen a una “solución” -en el mejor de los casos, no deseable- comúnmente admitida.

    El poder de los medios de comunicación es impresionante, da pánico. Crean auténticos estados de opinión, fanatismo en estado puro envuelto en libertad de expresión. ¿Dónde se ha quedado la división de poderes promulgada en la Revolución Francesa? Están todos interrelacionados. ¿La prensa el cuarto poder? ¡Ya! Hay poderes fácticos, más eficaces que nunca, que se retroalimentan con los medios. Hay censura, lo de Franco era un juego de niños comparado con la actual. En las ediciones digitales de algunos periódicos se permiten comentarios, groseros, soeces, graves insultos... Pero como digas ciertas cosas, aun expresadas con la más ortodoxa corrección, simplemente no aparecen. Y si preguntas por qué, aunque des por supuesto que habrá habido un error, no recibes respuesta; no sé si lo has comprobado, yo si. Deduzco que se potencia (o al menos se permite) la expresión violenta (aunque sea verbal da miedo), la exhibición de la bestia que todos llevamos dentro; pero quien argumente en contra del pensamiento impuesto es ignorado. Nos tratan como a niños mal criados a los que se les permiten las rabietas, hasta el punto de que muchas personas lo consideran un derecho básico. Cuántas veces, en alguna reunión de “autoescueleros”, por ejemplo, me han dicho algo así como: Bueno, vale que no estés de acuerdo con lo que digo, pero tienes que respetarlo. Pues no, lo siento, algunas cosas no me merecen ningún respeto.

    Bueno, nos queda Internet; no digo siempre -parafraseando la célebre frase de “Casablanca”- porque tengo serias dudas de cuánto nos durará aquí la libertad de expresión, pero hay que aprovecharla. Por cierto, hace unos días leí un artículo que me parece muy interesante sobre este asunto, te dejo el enlace: http://www.lavanguardia.com/lacontra/20130110/54360739901/la-contra-evgeny-morozov.html
    Aunque muy probablemente lo hayas visto.

    ¡Saludos!

    ResponElimina
  2. Desde luego es muy difícil hacer escuchar tu voz si expones que no estás de acuerdo con el pensamiento único. En este último caso el castigo es ignorarte, o descalificarte directamente con adjetivos muy duros (como bien citas, el de 'fascista' sería uno de ellos). Pero bueno, al final del día lo que importa no es lo que piensen de uno mismo, sino lo que uno mismo piensa de sí mismo. Vale más la integridad y el orgullo de poner 'un grano de arena para un mundo mejor' que no conformarse a decir lo que dictan, por simple miedo al 'qué dirán'.

    El efecto de los medios de comunicación me recuerda al cuento del vestido nuevo del Emperador, donde como se ha propagado que dicho Emperador lleva un vestido muy elegante, y que los que no lo ven es que no son 'inteligentes', pues todo el mundo a decir (para quedar bien) que qué bonito es el vestido, hasta que un niño se atreve a decir la verdad evidente.

    ¿Por qué una noticia como la que cito no tiene repercusión mediática? Pues porque si se hablara 'demasiado', la opinión pública se horrorizaría y se mostraría claramente a favor de más inspecciones y plazos más estrictos. Fíjate que me ha sorprendido que gente que nunca me hubiera imaginado, me han dicho que les ha gustado el post.

    No sé hasta cuando tendremos libertad de expresión aquí en Internet, pero de momento es una vía. Si no fuera por Internet: ¿qué hubiéramos sabido de este caso?

    Creo que fue George Orwell que dijo que 'Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que se publique. Todo lo demás son relaciones públicas'.

    Saludos y gracias por tus comentarios!

    ResponElimina
    Respostes
    1. L'autor ha eliminat aquest comentari.

      Elimina
    2. Repito el comentario porque había escrito "hoy" por "oí", y es que hasta duelen los ojos, por Dios.

      De nada, y gracias por la cita, no la conocía y eso que he leído casi todo de su autor.

      Por lo demás, totalmente de acuerdo. Y sí, Internet sigue siendo una maravilla que tiene mucho más de bueno que de malo. Pero es curioso, me da la impresión de que los medios tradicionales intentan deprestigiarlo sistemáticamente; lo observo en los comentarios de mi madre, que suele preguntarme reiteradamente que si yo miro algo de “eso de Internet”, le digo que sí, y entonces suele decirme: “Hay fiu, por Dios, con lo malo que debe ser eso, esti día oí que... Pasen coses málisimes con esos aparatos, ya puedes tener cuidao, ¡ya puedes tener cuidao!” También tengo observado ese tipo de comentarios en otras personas “de su quinta”, y de la mía. Pero creo que funciona bastante bien y que ayuda a lograr sueños muy viejos y constantes de la historia de la humanidad. Un brindis por este invento, ahora que no me ve mi amatxu

      ¡Saludos!

      Elimina
    3. Internet, de momento, creo que es muy bueno.
      Hace siglos, la imprenta hizo una revolución semejante. El conocimiento llegaba a mucha más gente, sin tener que pasar por un 'entendido' que lo explicara al 'pueblo'.
      Ahora la información puede ir de una persona a otra, sin pasar por otros filtros. ¡Esto es una revolución muy positiva!

      Saludos!

      Elimina
    4. Sí, yo también creo que esa analogía entre la imprenta e Internet es muy apropiada y positiva.

      ¡Saludos!

      Elimina
  3. Yo soy también anti-aborto, pero lo que me duele mucho es que este hecho de conciencia social se debe de ensañar desde la tierna infancia. Sabes que muchas personas que habían dicho aborto ¡NO!, cuando se toparon con sus hijas embarazadas y de un hombre de estatus social mediocre, (la mamá que sería abuela del naciente) se llevó a su hija a Londres. Mira con el aborto como en otras cosas, son un acto educacional y moral; pero eso muchos papas y mamas, lo hacen de diseño según sea el momento. La hipocresía social, sigue siendo manejable y no tanto de la escala baja, sino de otras guisas de alturas.
    Un abraciño y promulguemos a no abortar a través de la conciencia desde antes y no una vez la semilla está posicionada al crecer en el vientre materno.
    Otra cosas; la ley del aborto, no obliga a nadie a abortar. Eso va a ser un acto voluntario, por lo cual: por sus hechos se conocerán a los falsos e hipócritas de NO AL ABORTO de pacotilla.
    Un biquiño,
    Rosa María Milleiro

    ResponElimina
  4. Hola Rosa María:

    Decía Martin Luther King que un hombre no mide su altura en los momentos de confort, sino en los de cambio y controversia. Y efectivamente, cuánta moral de pacotilla hay, que sólo se utilitza para quedar bien, y luego...
    Como bien dices, hay que educar desde la base, para que los principios éticos de verdad formen parte de la vida de los jóvenes.

    Saludos y un abrazo!

    ResponElimina